Las nuevas tecnologías y los niños en tiempos de covid

Las nuevas tecnologías han entrado en nuestras casas y han cambiado también a nuestros niños. El Covid ha propiciado unos usos tecnológicos que nunca me hubiese esperado ver en 2022.

Mi padre tenía un ordenador con la pantalla negra i las teclas verdes. Era un tío super moderno y novedoso, que entraba en ordenador tecleando código.

Para mi esa máquina era cuanto menos un ser surrealistamente difícil de gobernar. La impresora tenía una serie de agujeros en los laterales y las hojas (que no estaban sueltas, sinó enganchadas por sus bases) hacía un ruido infernal.

En 1999 mi profesor de historia leía los apuntes de hojas escritas a mano y proyectaba transparencias en la pizarra.

En 2001 llegué a la Universitat Autònoma de Barcelona a estudiar una carrera súper tendenciosa y moderna: Publicidad y Relaciones Públicas. Las clases se hacían en macintosh, esos tan cuquis de colores, con la espalda redonda. No tenía ordenador en el piso. No tenía correo electrónico. No tenía teléfono mòvil por supuesto.

Esta mañana mi hija María se ha conectado a un meet y ha mirado unos vídeos que su maestra covid positiva le había colgado en el muro de su clasroom. Mi hija solamente tienen 6 años y vive toda esta tecno situación con una naturalidad y ligereza impresionante (almenos para mi). Habla de test de antígenos, de PCR, de positivo en Covid. Su discuros me parece increíble.

María apagaba el micro y lo encendía cuando tenía que hablar

Y con esto no quiero deciros que mi hija sea un portento de las nuevas tecnologías, para nada. En realidad no quisiera nada parecido. De hecho no tenemos tablet en casa. El resto del día juega y pinta como podría haberlo hecho yo en 1989. Pero hay momentos en que se comporta a la fuerza como una niña de 2022. Y eso no me gusta o almenos no quiero que me guste esa idea.

Sin embargo no todos hemos evolucionado tan rápido

Luego estoy en reuniones y grupos de trabajo donde mis compañeros no saben entrar al zoom, o no saben conectra la cámara del meet, o no me oyen, o hablan con el micro mudo. No tienen todos 60 años, algunos sí, para qué os voy a engañar. Algunos tienen 30. Algunos acaban de terminar la carrera.

Este es el verdadero salto generacional, los que saben encender el micro y los que hablan 2 minutos sin darse cuenta de que nadie les está escuchando.

Hi hija de 6 años dando clase de mates

Pili Parreu

Publicista y profesora de marketing digital, pero sobretodo, madre de una niña y un niño preciosos.

Volver arriba